miércoles, 27 de mayo de 2015

Organizando la Comunión de mis hijos.

A pesar de estar acostumbrada a organizar eventos, ya sean a nivel privado para mi empresa (podéis ver aquí y aquí) como fue la organización de las Pasarelas de Moda y Calzado de Elche en 2013 y 2014. Y tras varias fiestas privadas para amigos temáticas (que podéis ver aquíaquí). 

Esta vez tenía un reto especial.
Mis hijos hacían la Comunión y no sólo tenía que salir todo perfecto sino que además, debía ser un día inolvidable para ellos.

Tras mucho investigar en diferentes plataformas y blogs, la idea la tenía bastante clara. 
Ahora lo difícil era plasmar lo que tenía en mi cabeza y como no, hacerlo todo yo. 

En primer lugar definimos el lugar para la celebración.
 Tras varias opciones, optamos por hacerlo en casa, ya que la Comunión iba a ser bastante íntima y así podríamos disfrutar sin hora de finalizar con los amigos y familiares.

Pero en casa ... habría que contratar una carpa (que decorar) y un catering que nos hiciera la comida.
No lo dudamos y nos pusimos en las manos de Pedro, de Catering del Sureste, en el que ya habíamos recurrido en otras ocasiones y sabíamos que no podían fallar.

La decoración tanto de la carpa como de las mesas, la tenía clara, debía ser colorida pero siempre dándole un toque campestre.

Opté por farolillos en el techo de la carpa, dándole así la nota de color y para las mesas quería mantelería en blanco con servilletas y camino de mesa en verde.

La silla era imprescindible que fuera sin forrar y la verdad que Pedro consiguió la silla perfecta para la ocasión. Y los detalles florales en las mesas debían de ser muy sencillos, pero aportar el toque de color necesario para que mi imagen mental y la realidad casaran. 
Y este fue el resultado.




En primer lugar comentaros que los farolillos los compré en Leroy Merlin, y para colocarlos utilicé un hilo como de algodón (creo que se utiliza para hacer trapillo), que la verdad es fácil de colocar y puedes tensarlo muy bien; y por supuesto una escalera bien alta, jejeje.



Con la ayuda de Laura, mi cuñada, hicimos tarjetas para ubicar a cada uno de los invitados en la mesa.
En este caso podéis ver las de cada uno de los protagonistas del día, y también podéis ver el detalle floral. Que he de decir que me encantó.


La parte del Catering fue fundamental, ya que gracias a ellos estuvimos perfectamente atendidos y nos prepararon unas paellas, 4 para ser exactos que estaban buenísimas.
Aquí os muestro todo lo que montaron. 
La verdad es que yo os los recomiendo 100%.



Además de la decoración de la carpa y las mesas, hicimos (mi cuñada y yo) una mesa dulce, de la que he de decir que repuse un par de veces y de la que no sobró ni una chuche. Una mesa donde estaban los detallitos para los más pequeños y los libros de firmas, una mesa de manualidades para hacer unas tarjetas personalizadas y la zona del photocall y la tele donde hicimos las actuaciones del karaoke, pero todo esto os lo contaré en el próximo post. (ya que este ha quedado bastante largo)

Antes de terminar el post me gustaría hacer un agradecimiento especial a mi cuñada Laura, sin la cual, sin su tiempo de dedicación y sin su ayuda, esta Comunión no hubiera sido tan especial.
Gracias Laura, me faltan palabras para poder agradecértelo lo suficiente.

Espero que os haya gustado la decoración y este post tan diferente a lo habitual, pero un acontecimiento como este, lo requería.

Muchas gracias por todas vuestras visitas y comentarios.

Un saludo, so chic.


2 comentarios:

  1. Jeje qué chulo!! Ten una buena semana cielo!!

    Lee mi último post aquí!

    ¿Nos seguimos? Házmelo saber y yo haré lo mismo:
    Mi blog | Bloglovin

    ♥‿♥

    ResponderEliminar